A las puertas de la prisión de Druston, os preparáis mentalmente para visitar a la persona que jamás hubierais querido volver a ver: el Enterrador.

A las puertas de la prisión de Druston, os preparáis mentalmente para visitar a la persona que jamás hubierais querido volver a ver: el Enterrador. Hace cinco años, arrestasteis a este terrible monstruo y lo metisteis tras las rejas. Durante 8 años, el Enterrador asesinó a 9 personas y dejó sus cuerpos a la vista en extrañas poses al borde del bosque de Druston.

Os llevó mucho tiempo, pero finalmente lo capturasteis gracias a que su ADN coincidía con uno de los cabellos encontrados en una de sus primeras víctimas.

El Enterrador confesó rápidamente 5 de los 9 crímenes, pero atribuyó los otros 4 a un imitador, el conocido como el Copión.

Durante todos estos años no le creísteis, pero ahora tenéis una buena razón para hacerlo: vuestro padre, Chris, desapareció anoche de la misma forma que desaparecían las víctimas del Enterrador. De repente, vuestro peor enemigo se ha convertido en vuestra única esperanza de hallar vivo a vuestro padre.

"Me alegra que finalmente me creáis, detectives. Por supuesto que quiero ayudaros a arrestar a ese Copión. Supongo que estará usando mi vieja guarida para sus imitaciones infames."

Me alegra que finalmente me creáis, detectives. Por supuesto que quiero ayudaros a arrestar a ese Copión. Supongo que estará usando mi vieja guarida para sus imitaciones infames.