Habéis conseguido encontrar a Natalie al final de los túneles. Todavía respira, pero está casi inconsciente. Rápidamente le administráis el antídoto y, transcurridos unos instantes, se recupera lo suficiente para poder hablar.

"He oído rumores acerca de un portal que nos puede permitir volver a casa." Pero este portal solo se puede abrir cuando la luna esmeralda aparece en el cielo; un evento que ocurre una sola noche cada década. Por suerte, ¡esta noche es esa noche especial! Exactamente dentro de una hora, la luna esmeralda alcanzará su punto más alto y estará en la posición correcta para poder abrir el portal.

Tenéis que daros prisa… O esperar otros diez años.
Tropezáis con una jungla peligrosa al principio de vuestro viaje hacia el portal al otro lado del río. De repente, un pequeño mono salta sobre tu mochila y se escapa con algo verde en sus manos.

Entonces, os dais cuenta: ¡ese mono descarado os ha robado la esmeralda! Tratáis de perseguirlo, pero os encontráis de frente con cinco animales peligrosos.