Al entrar al patio casi os estrelláis con uno de los pies del robot gigante. Eleváis la vista y... ¡es enorme! ¿Qué se supone que podéis hacer contra semejante monstruo? GigaBot tiene por cabeza una cúpula con un gran ventanal en donde irían los ojos. A través del ventanal veis al Dr. Quarks sentado frente a los controles del robot. Parece muy ocupado preparando el robot para viajar de vuelta al presente, tanto que no se ha dado cuenta de vuestra presencia. Jura mira con gran preocupación al inmenso robot y dice:

“¡Debemos detener al Dr. Quarks y su robot antes de que pueda dar el salto en el tiempo... ¿pero cómo lo haremos?"

No hay forma de luchar contra este enrome trozo de metal. Tiene que haber una forma. Esperad un nanosegundo... Todos estos robots tienen algún tipo de mecanismo de emergencia. Por lo general se desactivan al separar completamente la cabina de mando del resto del cuerpo. Debemos encontrar la forma de lograrlo. ¡Es nuestra única posibilidad!